Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Esta enfermedad, transmitida por garrapatas infectadas por la Borrelia burgdorferi, afecta a más de 230.000 personas en Europa


La enfermedad de Lyme es una infección bacteriana que se contrae por la picadura de una garrapata infectada. Los síntomas van desde sarpullidos en la piel, fiebre, dolor de cabeza y fatiga, en la fase más temprana, hasta infecciones en el corazón, las articulaciones y el sistema nervioso, si no se trata a tiempo.

Esta enfermedad afecta al año a unas 230.000 personas en Europa y casi 300.000 en Estados Unidos. Por eso, un nuevo estudio ha puesto el foco en encontrar un tratamiento que mejore al actual, basado en antibióticos de tetraciclina, puesto que entre el 10 y el 20 por ciento de las personas con esta enfermedad desarrollan síntomas de fatiga, dolores múltiples y hasta deterioro cognitivo.

El equipo a cargo, formado por miembros de la Universidad de Stanford, en los Estados Unidos, y del Loyola College, en la India, planteó estudiar el resultado de la cefotaxima y la azlocilina, que podrían ser más eficaces a la hora de acabar con la Borrelia burgdorferi en las primeras etapas de la enfermedad.

El experimento, realizado en ratones, a la hora de aplicar los antibióticos en dosis más bajas concluyó que la azlocilina eliminó completamente la infección en las primeras fases de la enfermedad y que despejó la infección sin dejar muchos efectos secundarios.

Vista su eficacia en ratones, ahora queda realizar el ensayo clínico en humanos, para lo que están desarrollando un tratamiento oral. De esta manera, se podrá descubrir finalmente si este nuevo antibiótico puede llegar al consumidor y mejorar la vida de aquellas personas que padecen esta enfermedad.

Categoría Blog

0 Comentarios
Abr 2, 2020 Por zinkinn

Añadir nuevo comentario