Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Un estudio demuestra que las personas que viven en ciudades con altos niveles de polución ven más deteriorada su salud

 

La contaminación del aire en las ciudades es una gran amenaza para la salud. Desde 2004, la Unión Europea ha puesto especial atención a este problema, y los países miembros han ido adaptando sus directivas para intentar reducir la presencia de partículas nocivas, que sobre todo se encuentran presentes en los núcleos de población más grandes.

Las ciudades europeas con los niveles de NO2 más elevados son Londres, Stuttgart, Múnich y París, llegando a duplicar los niveles permitidos, pero un estudio reciente liderado por científicos del Instituto de Salud Global de Barcelona señala que, en relación a problemas respiratorios, las partículas en suspensión son las principales causantes de padecimientos como la rinitis.

Los investigadores analizaron aproximadamente a 1500 personas de 17 ciudades europeas diferentes, llegando a la conclusión de que las materias particuladas con diámetro inferior a 2.5 micrómetros agravan notablemente los síntomas. Estas partículas contienen sustancias químicas orgánicas, polvo, cenizas, hollín, metales, cemento y polen, y proceden de la combustión de carbón, la construcción, el tráfico de vehículos, la materia mineral y aerosoles.

La rinitis afecta al revestimiento mucoso de la nariz y se caracteriza por la congestión nasal, picor y secreción. La rinitis aguda dura menos de seis meses y la crónica se puede presentar durante todo el año. Para combatirla, la mejor forma es con corticoides, descongestionantes nasales y antisépticos; también con lavados nasales y la aplicación de lubricantes.

Categoría Blog

0 Comentarios
Feb 6, 2020 Por zinkinn

Añadir nuevo comentario