Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

La niñez es un momento importante en la vida de cualquier persona, las experiencias tempranas nos cambian, no solo a nivel personal si no también genético.

Científicos de la Universidad de Northwestern (EE.UU) ha analizado más de un centenar de genes relacionados con la inflamación, buscando cambios epigenéticos. 

Descubriendo que los genes responsables de la regulación de la inflamación se ven  alterados por los acontecimientos claves en la infancia, como consecuencia pueden verse relacionas las enfermedades que sufrimos en etapas posteriores de la vida.

Aunque la secuencia de ADN en nuestro genoma se centra en la concepción, hemos visto que con el tiempo pueden seguir modificándose a través de procesos que denominamos epigenéticos.

estructura ADN

Gracias a la metilación y a otros cambios epigenéticos, se ha llegado a entender que incluso los fenómenos ambientales pueden tener un impacto en el plano genético.

Los análisis de sangre revelaron que la metilación de 9 de los 114 genes asociados a los procesos inmunes que regulan la inflamación, tenían una estrecha relación con varias variables de la niñez.

Esta investigación ayudaría a explicar la prevalencia de enfermedades cardiovasculares y ciertas enfermedades inflamatorias. Además, se suma al creciente cuerpo de pruebas que ponen de relieve las diversas formas en que los cambios en nuestro sistema inmunológico pueden afectar a la forma en que nuestros cuerpos adultos hacen frente a las enfermedades.

En conclusión, la infancia es una etapa clave en la vida y puede marcar los procesos biológicos que determinarán nuestra salud y bienestar en los siguientes años.

Categoría Blog

0 Comentarios
Nov 20, 2017 Por Monica

Añadir nuevo comentario