Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Estos cambios podrían prolongar la vida de estas personas de 4 a 7 años


Las personas con enfermedades mentales severas viven una media de entre 12 y 13 años menos que la población general. Pero un estudio de investigadores británicos ha descubierto que mitigando los comportamientos no saludables, haciendo un buen uso de los servicios médicos y evitando el aislamiento social la esperanza de vida de estas personas podría aumentar entre 4 y 7 años.

Para el estudio, los investigadores realizaron un seguimiento de los beneficios para la salud de las personas con enfermedades mentales severas de terapias y acciones como dejar de fumar, llevar una estilo de vida menos sedentario, aprovechar mejor los recursos del sistema sanitario, o participar en actividades sociales y programas educativos. Si bien encontraron beneficios en la mejora de cualquiera de las diferentes áreas, fue en la suma de las partes cuando se vio un efecto más profundo.

Este tipo de enfermedades puede aparecer en cualquier momento de la vida, pero cuanto antes se adopten este tipo de conductas, mayor será el impacto en la esperanza de vida. Para el estudio también se tuvo en consideración a las personas mayores de 65 años, en las que se percibió un cambio positivo en la longevidad de 3 años para personas con trastorno bipolar y 4 para los enfermos de esquizofrenia.

Este estudio pone de manifiesto que, en muchas ocasiones, los tratamientos se centran en la enfermedad mental y dejan de lado los hábitos del paciente, cuando la inversión en el desarrollo de intervenciones para mitigar los comportamientos no saludables de estas personas podría contribuir notablemente en la reducción de la mortalidad prematura.

Categoría Blog

0 Comentarios
Abr 23, 2020 Por zinkinn

Añadir nuevo comentario