estres-cerebro
Inicio / El estrés cambia fisiológicamente la forma en que opera el cerebro

El estrés cambia fisiológicamente la forma en que opera el cerebro

Los astrocitos, esenciales en las conexiones neuronales, se retraen ante situaciones de estrés

Un estudio reciente de la Escuela de Medicina de LSU Health New Orleans ha descubierto en una investigación con ratones que el estrés altera físicamente la comunicación en el cerebro, ya que la experiencia de eventos traumáticos puede conducir a trastornos neuropsiquiátricos, según el doctor Si-Qiong June Liu, director del estudio.

Una de las claves reside en los astrocitos, las células cerebrales que regulan la comunicación neuronal, y que muestran una degradación a largo plazo provocada por el estrés. Estas células gliales (del griego ‘glía’, que significa pegamento) son indispensables para la formación y el mantenimiento de las conexiones sinápticas, y cuando no están disponibles para generar estas conexiones entre neuronas, estas se degradan y finalmente mueren.

Los astrocitos tienen forma de estrella, y para ejercer su labor extienden sus extremidades hacia el exterior para interactuar con sus compañeras en el proceso de comunicación neuronal mediante sustancias químicas excitadoras e inhibidoras. También eliminan la acumulación de neurotransmisores después de haber entregado su mensaje y proporcionan nutrientes para conservar la plasticidad de las neuronas y ayudar a mantener la barrera hematoencefálica.

A la hora de trabajar con ratones, el equipo de investigación de Liu los expuso al olor de un depredador. Descubrieron que el estrés produjo un cambio duradero en sus astrocitos, provocando su retracción y, por ende, fuera más difícil o casi imposible realizar comunicaciones con las neuronas.

La importancia de este estudio reside en las nuevas posibilidades que se abren para explorar una vía terapéutica para el tratamiento del estrés, como prevenir o revertir el cambio inducido por este en los astrocitos mediante el control de la síntesis de la proteína GRIA1 (también conocida como GluA1).

0 comentarios
May 05, 2020 por zinkinn

Comentarios:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Nos ayudan a proteger tu privacidad o darte acceso seguro con tu usuario a www.zinkinn.es. Usamos cookies técnicas y analíticas (propias y de terceros) para hacer perfiles basados en hábitos de navegación y mostrarte contenido útil. Recogeremos tu elección anónimamente. Siempre podrás cambiar tu configuración, desde la página de política de cookies.

Este es el configurador avanzado de cookies propias y de terceros. Aquí puedes modificar parámetros que afectarán directamente a tu experiencia de navegación en esta web.

Cookies técnicas (necesarias)

Estas cookies son importantes para darte acceso seguro a zonas con información personal o para reconocerte si inicias sesión.

Permiten medir, de forma anónima, el número de visitas o la actividad. Gracias a ellas podemos mejorar constantemente tu experiencia de navegación.

Dispones de una mejora continua en la experiencia de navegación.

También puedes continuar rechazando todas las cookies opcionales: