Logo_Zinkinn

Blog

La temperatura del ser humano ha disminuido medio grado desde el siglo XIX

Estudios
plantilla-blog

Un estudio de la Universidad de Stanford sugiere que somos fisiológicamente distintos a siglos pasados, y que el ambiente en el que vivimos condiciona la temperatura de nuestro cuerpo

 

Un estudio reciente de la Universidad de Stanford (California), ha descubierto que la temperatura corporal del ser humano es hoy en día casi medio grado menor (-0,45) que en el siglo XIX; en concreto, 0,59°C los hombres y 0,32°C las mujeres. Esto sugiere una reducción de 0,03 grados centígrados por década, aproximadamente.

Según el estudio, dirigido por Myroslava Protsiv, este descenso se debe a un cambio en la fisiología del ser humano. También por la alimentación, el contacto con microorganismos y la temperatura estable de los ambientes en los que vivimos, modificada por la calefacción o el aire acondicionado. En consecuencia, esto ha propiciado la disminución de la tasa metabólica, que mide la energía que consume nuestro organismo y que además desciende con la edad y la pérdida de masa corporal.

Para esta investigación se tuvieron en cuenta diversas fuentes. Para empezar, un estudio alemán de 1851 que analizó la temperatura de 25.000 habitantes de la misma ciudad, con un resultado de 37°C de media. Esto contrasta con los 36,6°C resultantes tras un análisis reciente en el Reino Unido, donde se tomó la temperatura a 35.000 personas. De esta manera, junto al resto de períodos restantes entre mediados del siglo XIX y la actualidad, se han analizado más de 677.000 mediciones.

La mayoría de nosotros solo medimos la temperatura de nuestro cuerpo en caso de fiebre o enfermedad, pero es un indicador que informa sobre nuestros hábitos y nuestro estilo de vida, y que puede variar en función de cada uno y de nuestro entorno.

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Nos ayudan a proteger tu privacidad o darte acceso seguro con tu usuario a www.zinkinn.es. Usamos cookies técnicas y analíticas (propias y de terceros) para hacer perfiles basados en hábitos de navegación y mostrarte contenido útil. Recogeremos tu elección anónimamente. Siempre podrás cambiar tu configuración, desde la página de política de cookies.

Este es el configurador avanzado de cookies propias y de terceros. Aquí puedes modificar parámetros que afectarán directamente a tu experiencia de navegación en esta web.

Cookies técnicas (necesarias)

Estas cookies son importantes para darte acceso seguro a zonas con información personal o para reconocerte si inicias sesión.

Analítica web

Permiten medir, de forma anónima, el número de visitas o la actividad. Gracias a ellas podemos mejorar constantemente tu experiencia de navegación.

Con tu selección no podemos ofrecerte una mejora continua en la experiencia de navegación.

También puedes continuar rechazando todas las cookies opcionales: