Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Todos conocemos a alguien, todos sabemos de alguna historia, algunos incluso lo han vivido o lo están viviendo ahora mismo en su propia piel. Y no es fácil. Por eso, aunque todos los días internacionales de la salud son igual de importantes, el del Alzhéimer parece que nos toca un poco más la fibra sensible. Quizás sea por tratarse de la enfermedad que es capaz de borrar paulatinamente toda una vida, por la distancia que separa cada vez más y más a quien la vive de quienes le ayudan a enfrentarse a ella, de sus familiares y amigos, por la impotencia que provoca en todo lo que devora. Y por todo eso, hoy, Día Mundial del Alzhéimer, no podíamos dejar de recordar algunos de los proyectos más interesantes sobre esta patología que nos han presentado los profesionales sanitarios de diferentes hospitales españoles.

Desde el Hospital Universitario de La Princesa (Madrid), nos llegó este interesante proyecto de Consulta de adultos para personas con Síndrome de Down, un modelo de paciente que, hasta ahora, no había recibido la atención suficiente en su relación con el desarrollo del Alzhéimer. Por ello, en La Princesa han decidido sacar adelante un tipo de consulta centrada en la investigación biomédica alrededor del Síndrome de Down, del cual se sabe que mantiene estrechos vínculos con el desarrollo del Alzhéimer.

Además, la actualidad y vigencia del proyecto de La Princesa queda demostrada con algunos de los estudios internacionales más recientes, como el publicado este año en la revista “Brain”, donde un equipo de investigadores del Instituto Francis Crick y UCL ha sido capaz de encontrar los genes que unen el alzhéimer con el síndrome de Down. Gracias a esto ha sido posible sentar las bases del desarrollo de futuras formas de prevenir la enfermedad en este grupo particular de posibles pacientes.


 

Tampoco nos olvidamos de “El ojo, una ventana al cerebro”, el proyecto del Hospital Miguel Servet de Zaragoza que ya está siendo aplicado por multitud de neurólogos de todo el mundo y que permite evaluar el estado de una enfermedad neurológica como el Alzhéimer a través del estudio del nervio óptico. La técnica presentada consiste en evaluar dicho nervio con la tecnología de tomografía de coherencia óptica, una prueba que se puede realizar en prácticamente en todos los hospitales. De esta forma los neurólogos solicitan la prueba a los oftalmólogos de su hospital, lo que les facilita la toma de decisiones al tener más datos de cómo evoluciona el paciente.

En Zinkinn también os hemos ido informando a lo largo de estos meses sobre algunos de los descubrimientos más relevantes, como el de los investigadores del Centro Alemán de Enfermedades Neurodegenerativas de Tubinga (Alemania), quienes han conseguido establecer un vínculo entre la respuesta del cerebro a las infecciones y la posibilidad de desarrollar Alzhéimer.

Teniendo en cuenta estos proyectos y tantos otros que han tenido lugar este año, hay algo que podemos tener claro: hay espacio para la esperanza. Y mientras llega la tan ansiada noticia donde podamos contar que, por fin, hemos podido ganarle el pulso al Alzhéimer, cada 21 de septiembre seguirán sobrando los motivos para hablar de esta enfermedad neurodegenerativa.

 

Categoría Blog

0 Comentarios
Sep 20, 2018 Por Zinkinn Admin

Añadir nuevo comentario