Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

A lo largo del año os hemos hablado de prometedores avances médicos en lo que a la recuperación de la movilidad en pacientes con parálisis se refiere. Una de aquellas noticias fue el desarrollo del primer mapa de las conexiones cerebro-médula, un descubrimiento que ya nos hizo tener grandes esperanzas en los logros que llegaremos a ver en los próximos años. Lo que no esperábamos es que tan sólo unos cuantos meses después fuésemos a conocer al primer paciente con parálisis que recupera la capacidad de andar, un varón de 29 años de Florida. Y todo gracias a una novedosa terapia que combina la estimulación eléctrica de la médula y un programa de fisioterapia.

Publicada en la revista Nature Medicine y la New England Journal of Medicine, la investigación detrás de este importantísimo logro ha corrido a cargo de Kristin Zhao y Kendall Lee, de la Clínica Mayo de Minnesota y la Universidad de California – UCLA, respectivamente. En ella explican cómo dicha combinación ha demostrado tener capacidades terapéuticas en seres humanos, ya que favorece las contracciones musculares voluntarias, lo cual ha sido posible gracias a la implantación de un dispositivo de estimulación espinal eléctrica. Dicho dispositivo se coloca en el espacio epidural, en un lugar muy concreto bajo el área lesionada. Posteriormente el electrodo se conecta a un dispositivo generador de pulsos bajo la piel del abdomen del paciente, comunicándose de forma inalámbrica con un controlador externo.


 

Sin embargo, tal como especifican las investigadoras en su estudio, el implante no repara el daño, sino que lo “rodea” estimulando los nervios situados en esa parte un poco más inferior de la médula espinal. Ello permite que las señales enviadas por el cerebro lleguen a los músculos objetivo, favoreciendo que el paciente recupere el control de sus movimientos de nuevo.

Estos resultados se unen a otras investigaciones con resultados igual de esperanzadores, como el caso del paciente que pudo volver a caminar gracias al implante de células extraídas de su propio cuerpo. 

Tal como afirma la propia doctora Lee, este y los descubrimientos que están por llegar en poco tiempo, “aporta esperanza a todas esas personas que se enfrentan día a día a la parálisis.”

 

Categoría Blog

0 Comentarios
Sep 27, 2018 Por Zinkinn Admin

Añadir nuevo comentario