Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Hospital Universitario Clínico San Cecilio

 

Cómo la innovación biosanitaria beneficia y mejora la sociedad

El sistema sanitario afronta hoy en día muchos retos desde el punto de vista del acceso a terapias más efectivas, la resistencia a diferentes fármacos o la emisión de diagnósticos más selectivos, y la innovación sostenible puede jugar un papel crucial en todo el proceso.

Cuanto antes se detecte la innovación más adecuada para cada caso, antes se podrá proceder al desarrollo de tecnologías punteras que ayuden a los grupos de investigación a resolver dichos problemas y tengan un efecto directo en el paciente.

Para ello, uno de los principales retos a afrontar es el de la relación entre administración pública y entidades privadas, que poseen conocimientos que podrían ser de gran utilidad para el sistema sanitario. Es probable que solamente con el traslado de este tipo de información, los facultativos puedan acabar sirviéndose de la innovación para mejorar el servicio de los pacientes.


Problemas en la transferencia de tecnología entre entidades públicas y privadas

En primer lugar, se sigue hablando poco de la desconexión existente entre el sector público y el privado. Hay iniciativas puntuales en la organización de eventos donde se establecen relaciones entre ambas partes, pero continúan siendo casos aislados. Por ese motivo, es necesaria la creación de espacios de interlocución que generen confianza entre ambas partes, estableciendo proyectos comunes a medio y largo plazo.

En este sentido, sería de gran utilidad un modulo interactivo donde la conexión fuera natural, pero la financiación para el desarrollo tecnológico es limitada. Aun así, se hace lo posible por intentar favorecer un acercamiento que todavía está lejos de producirse porque el trabajo en los centros de investigación continúa alejado de la perspectiva de las empresas.

La sanidad pública debe vehiculizar la idea de innovación en el desarrollo para empezar a establecer los lazos de colaboración con el sector privado lo antes posible, para que desarrollen la tecnología que finalmente llegue a los hospitales y, por ende, a la ciudadanía.

Al final, estableciendo una comunicación bilateral fluida entre las dos partes, es como se va a encontrar el éxito: potenciando las relaciones humanas que establezcan nexos potentes que acaben acercando posturas y proyectos.


Favoreciendo la transferencia tecnológica entre entidades públicas y privadas

La mejor manera de establecer relaciones es mediante la creación de proyectos que sirvan para aumentar la confianza y la interacción entre personas. Tanto el sistema público como el sector privado tienen conocimientos útiles para la otra parte, pero primero es necesario que exista esa confianza y relación previas.

Hoy día existen múltiples instrumentos y herramientas que pueden servir para vehiculizar este nexo que no debe provenir de individuos sino de entidades e instituciones, y así al final propiciar el aumento del nivel de una y otra parte.

La sanidad pública y el sector empresarial deberían reflexionar sobre aquello que podría ser de utilidad para el otro. También colaborando, trabajando de forma mixta, compartiendo conocimientos y, en consecuencia, favoreciendo la innovación.

Categoría Blog

0 Comentarios
Ene 15, 2020 Por zinkinn

Añadir nuevo comentario