Logo_Zinkinn

Blog

Regeneran por primera vez tejido orgánico sin necesidad de injertos

Actualidad
regeneraciontejidos002

Somos como lagartijas. O, por lo menos, nos parecemos. Suena extraño pero, ¿no es cierto que cada vez que nos cortamos con el cuchillo del desayuno o nos araña el gatos a los pocos días apenas queda rastro de la herida? Sin esta maravillosa capacidad del cuerpo humano para regenerar la piel no hubiésemos durado gran cosa como especie. No obstante, cuando las lesiones son más graves y/o extensas, los mecanismos de reparación no suelen actuar con la misma eficacia, derivando en muchos casos en la imposibilidad de cicatrización de la herida. Es en esas situaciones cuando los profesionales sanitarios recurren a los injertos de piel, un proceso empleado en grandes quemados o incluso en secuelas derivadas de patologías como la diabetes o el cáncer de piel.

El principal problema de los injertos suele radicar en cómo va a asimilarlo el cuerpo, enfrentándonos en buena parte de los casos a una alta probabilidad de rechazo. Un problema que puede cambiar para siempre gracias a la investigación del español Juan Carlos Izpisúa, del Instituto Salk de Estados Unidos, quien ha logrado desarrollar una técnica para convertir las células de una herida abierta en nuevas células de piel. O lo que es lo mismo: lograr la primera regeneración completa de un tejido lesionado de forma grave y, en principio, con cero posibilidades de ser curado por el propio cuerpo.


 

El trabajo, publicado en la prestigiosa revista Nature, explica cómo, de momento, el hallazgo se ha hecho efectivo por el momento en ratones, donde se ha conseguido regenerar su piel gracias a la reprogramación celular, convirtiéndose en la primera creación de tejido completo en el interior de un organismo y sin necesidad de trasplante externo.

Durante el estudio, los investigadores observaron cómo los queratinocitos bases, células que migran a las heridas desde el tejido adyacente para promover su curación, son fundamentales a la hora de curar heridas de carácter menor. Una vez conocido esto, tan sólo tuvieron que recurrir a la reprogramación celular para convertir a las células mesenquimales, presentes en todo tipo de heridas, en queratinocitos, logrando que poco a poco fueran generando piel hasta curar la herida del todo.

A pesar de encontrarse aún en fase de experimentación, los resultados obtenidos durante la investigación suponen todo un hito en el mundo de la medicina, un método que, de optimizarse, aseguran los investigadores, podrá abrir nuevas posibilidades a la hora de regenerar también órganos del cuerpo humano.

 

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Nos ayudan a proteger tu privacidad o darte acceso seguro con tu usuario a www.zinkinn.es. Usamos cookies técnicas y analíticas (propias y de terceros) para hacer perfiles basados en hábitos de navegación y mostrarte contenido útil. Recogeremos tu elección anónimamente. Siempre podrás cambiar tu configuración, desde la página de política de cookies.

Este es el configurador avanzado de cookies propias y de terceros. Aquí puedes modificar parámetros que afectarán directamente a tu experiencia de navegación en esta web.

Cookies técnicas (necesarias)

Estas cookies son importantes para darte acceso seguro a zonas con información personal o para reconocerte si inicias sesión.

Analítica web

Permiten medir, de forma anónima, el número de visitas o la actividad. Gracias a ellas podemos mejorar constantemente tu experiencia de navegación.

Con tu selección no podemos ofrecerte una mejora continua en la experiencia de navegación.

También puedes continuar rechazando todas las cookies opcionales: